Rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un elemento que genera el propio cuerpo humano. Tiene la propiedad de hidratar y evitar la sequedad de la piel o de las mucosas.

Con la edad, el nivel del ácido hialurónico en el cuerpo va bajando, siendo una de las causas de la aparición de las arrugas y de que cueste más cicatrizar.

El ácido hialurónico puede usarse para:

  • Rellenar arrugas faciales.
  • Aumentar los labios.
  • Relleno en zonas de pérdida peribucal en tratamientos con prótesis e implantes.
  • Embellecimiento de la sonrisa a través del tratamiento de labios.
  • Revitalización de tejidos.
  • Tras una cirugía bucal, puede ayudar a cicatrizar las heridas y reparar y regenerar las encías y mucosa bucal.

Al ser reabsorbible, sus efectos estéticos son reversibles, su duración puede oscilar entre 3 y 6 meses, dependiendo de la presentación del producto que se use, denso o fluido.

El ácido hialurónico es uno de los productos de relleno más seguros que se pueden encontrar en el mercado. Tiene pocas contraindicaciones, como por ejemplo enfermedades cutáneas, diabetes o enfermedades autoinmunes.

rejuvenecimiento-facial-con-acido-hialuronico