Tipos de sedación en el dentista

Tipos de sedación en el dentista

Las tratamientos odontológicos habitualmente se realizan con anestesia local: una pequeña infiltración duerme la zona en la que el dentista va a trabajar evitando cualquier molestia al paciente.

Hay ocasiones en que sea por lo complejo del tratamiento o por un alto nivel de ansiedad en el paciente, se requiere usar otras técnicas para poder llevar a cabo el tratamiento. En estas situaciones se puede recurrir a la sedación, que puede ser de diferentes grados, como podemos leer en el siguiente artículo:

  • Grado I: Ansiolisis, es la sedación mínima, normalmente sólo se usa para ellos fármacos tomados por vía oral. El paciente puede responder a las indicaciones del médico con este tipo de sedación.
  • Grado II: Sedación consciente, es la sedación moderada que puede lograrse con medicación endovenosa.
  • Grado III: Sedación profunda, en este estado el paciente está prácticamente dormido, aunque puede reaccionar ante fuertes dolores.
  • Grado IV: Anéstesia general, la que nos realizan normalmente cuando nos hacen una operación en cualquier parte del cuerpo.

La sedación, para mejorar el estado de ansiedad del paciente, irá acompañada de anestesia local que permitirá realizar el tratamiento pertinente sin que el paciente note ningún dolor.

Sedación consciente

Los casos es que está indicada la sedación, son los siguientes:

  • Niños que tienen miedo al dentista, por alguna experiencia previa, y de los que no puede lograrse cooperación.
  • Pacientes con alergia a la anestesia local.
  • Enfermedad dental en niños con trastornos psicomotores, genético o de otros tipos que impiden el tratamiento con el paciente consciente
  • Pacientes con odontofobia en general.

 

En  la Clínica Dental Dr. Blanco ofrecemos la posibilidad de sedación siempre que sea necesaria sin necesidad de salir de Barberà del Vallès. Hace poco contamos con la colaboración del Dr. Mañero de SEDATIUM (podemos verle en la fotografía junto al Dr. Armand Blanco) para llevar a cabo una sedación consciente con las menores molestias posibles para el paciente y con la tranquilidad de contar con un anestesista en nuestras instalaciones.