La vuelta al cole

La vuelta al cole

 

Esta semana es una gran semana para los más pequeños de casa ¡¡es la semana de la vuelta al cole!!

Y una vez restaurada la rutina después del verano os recordamos la importancia de traer a los niños al dentista para una primera visita o revisión porque seguro que en vacaciones han comido más helados, chuches y dulces de lo normal e incluso es posible que se hayan dado algún golpe en la boca y eso debe ser controlado también.  Pero si aún así no crees que sea necesaria una cita con el dentista, sigue leyendo:

  • La primera visita debe hacerse entre el 1º y 3º cumpleaños del niño, por un lado porque los dientes de leche empiezan a salir y aunque el pediatra les eche un vistazo es importante que el especialista lo revise también. Y en segundo lugar porque de esta manera le creamos un grato recuerdo al pequeño en esto de visitar al dentista, ya que las primeras revisiones son una buena forma de tomar contacto y confianza con el Doctor y así evitar futuros “traumas”. Además en la clínica Dental del Dr. Armand Blanco estas visitas son sin coste.
  • Las revisiones en los menores de 12 años se deberían realizar cada 6 meses para controlar caries, mal posición, falta del hábito de la limpieza diaria… Y poder detectarlo a tiempo y poner remedio.
  • Los dientes de leche SI se pican y SI hay que tratarlos. Existe la creencia que los dientes de leche aunque se piquen no hace falta empastarlos porque ¿para qué, si se le va a caer? Nada más lejos de la realidad, se deben tratar, porque hay piezas que hasta los 12 años no las cambian, porque duele e incluso le puede salir un flemón (y tener que hacer  tratamiento de antibiótico), porque si llega al nervio (pulpa en los dientes de leche) el tratamiento es más caro o incluso no se podrá salvar la pieza con lo que tendríamos que sacar esa pieza antes de lo previsto y hacer que el resto de dientes busquen tapar el hueco libre que ha dejado y torcerse. También hay que tener en cuenta que si no limpiamos las bacterias que provocan las caries estas pueden pasar al diente definitivo haciendo que este ya nazca “enfermo”.

Por todo ello os recomendamos que no descuidéis la salud bucodental de vuestros hijos porque no hay nada más bonito que la sonrisa de un niño 😉

¿Buscamos cita ya?